Encuentro Salario Pensiones y Salud

  • Declaración Pública del Encuentro Nacional con las Pensiones no y salario digno

    Por orden de los organismos multilaterales (FMI, BM, OCDE) y con el respaldo de los grandes grupos financieros, el gobierno de Iván Duque prepara una serie de reformas lesivas a los intereses de los trabajadores y de todo el pueblo colombiano. Figuran entre ellas:

    • la del sistema de pensiones para menoscabar gravemente el derecho de pensión;

    • la del régimen laboral a fin de arrebatar a los asalariados los intereses de cesantías, los vestigios de estabilidad, prolongar la jornada de trabajo, burlar el pago del salario mínimo y rebajar todos los sueldos y la indemnización por despido, en particular la de quienes tienen restricciones médicas;

    • la reforma tributaria que busca gravar aún más los salarios, la canasta familiar y los ingresos de los trabajadores independientes, en tanto que reduce los impuestos al gran capital nacional y extranjero;

    • la de salud, que pretende incrementar la rentabilidad de las EPS deteriorando gravemente el acceso y la calidad del servicio y encareciéndolo;

    • la del sistema judicial que mantiene un presupuesto insuficiente mientras la demanda de justicia se incrementa enormemente, lo que implica una mayor sobrecarga de trabajo a jueces y demás empleados, congestión y morosidad, que se achacan a los funcionarios. Avanza también en las políticas de privatización al trasladar procesos a los notarios y organizaciones particulares.

    • a las anteriores se agregan proyectos para modificar la consulta previa, el sistema general de participaciones, de regalías y otras, todas con el objetivo de asegurar los abonos de la deuda pública y engordar las utilidades de los grupos financieros a costa de imponer mayores sacrificios a las gentes laboriosas.

    Ante esta arremetida, el comité llama a todos los trabajadores, profesionales y sectores medios a organizarse y a preparar la más amplia movilización nacional que busque dar al traste con esos engendros reaccionarios. El momento reclama una vasta unidad a fin de que todos los sectores se aglutinen y logren derrotar los más lesivos proyectos oficiales: la reformas pensional, de salud, laboral, tributaria y de justicia.

    Ser capaces de concentrar nuestros esfuerzos en estos objetivos, dejando a un lado las posiciones que lesionen la unidad —lo que no implica menoscabo para que, en otros escenarios, cada partido o tendencia ideológica adelante sus actividades propias— determinará que podamos agrupar amplias masas para esta batalla; o si por el contrario, incapaces de superar las divergencias, disolvemos el movimiento en pugnas, facilitando así la imposición de los nefastos propósitos de las oligarquías y del imperialismo. No puede el movimiento convertirse en instrumento de un partido político, de un parlamentario o grupo de parlamentarios, pues debilitaría la participación de los sectores excluidos e impediría convocar a todos los colombianos, sin distingos de carácter ideológico, político o de cualquier otro tipo.

    El Comité, a la vez que se concentra en la lucha contra las principales reformas expresa su solidaridad y se hermana con las demás luchas, como las que libran la comunidad de la educación superior, las de los educadores y estudiantes de la enseñanza básica y media, las de los campesinos y los indígenas por la tierra, las de los obreros petroleros contra la privatización, las de los trabajadores portuarios o las que buscan denunciar y contrarrestar las matanzas de luchadores populares.

    Llamamos a:

    • continuar sin pausa en las tareas de educación sobre lo que implican las reformas laboral, pensional, tributaria y de salud;

    • a constituir comités de Con las Pensiones No y salarios dignos en los departamentos, municipios, barrios y comunas;

    • a preparar cacerolazos en contra de la reforma tributaria;

    • una organización plantones frente al lugar en donde se reúne la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales para la renovación de las reformas laborales y la exigencia de un salario mínimo para que al menos cubra el costo de la canasta básica familiar. Hay que exigir que se abandone la política apaciguadora de la concertación y se dediquen a los esfuerzos de los esfuerzos de la lucha, el único camino para el defensor de los asalariados.

    De acuerdo con el desarrollo de estas tareas, y evaluando en todo momento el avance del movimiento y de su organización, el Comité nacional convocará a un nuevo encuentro que rastrea las tareas de mayor envergadura, incluida la posibilidad de llamar a un paro nacional.

    Bogotá, septiembre 9 de 2018

     

    Encuentro de pensiones, salario y salud